“La identidad de nuestros terruños es lo que vibra en nuestros vinos”

Añada tras añada, los Homo Felix han ido redefiniéndose sutilmente. Siempre escuchando lo que nos tiene para decir la planta. Ese diálogo entre suelo, clima y vid es lo que vibra en nuestros vinos. Por eso, desde su concepción, Homo Felix nos enseña, nos desafía y se anticipa a nuestra ilusión.

“Cuando hago vino, soy un hombre feliz”

Así nace la idea en 2008 y así su nombre, Homo Felix (Hombre Feliz). 

Pise Mendoza por primera vez en el año 2005 y en el acto supe que ya no me iba a poder ir. Soñé bien despierto. Encontré tierra y personas magníficas. Hoy somos un gran equipo haciendo lo que nos gusta.

Así nace la idea en 2008 y así su nombre, Homo Felix (Hombre Feliz). 

Pise Mendoza por primera vez en el año 2005 y en el acto supe que ya no me iba a poder ir. Soñé bien despierto. Encontré tierra y personas magníficas. Hoy somos un gran equipo haciendo lo que nos gusta.

Viñedos

La vida en torno al terruño

Los primeros viticultores plantaban sus vides en la tierra donde vivían y en muchos casos aún sigue siendo así. La vida en torno al terruño te pone en perspectiva, la naturaleza manda. Por eso para nosotros encontrar tierra para nuestros vinos fue el primer paso para sentirnos encaminados.

Nuestras vides provienen de viñedos de dos zonas bien distintas, Agrelo en Luján de Cuyo y Gualtallary, en el Valle de Uco. Agrelo alto, es lo más extremo de Luján de Cuyo y Gualtallary, de lo más destacado del Valle de Uco. Agrelo lo elegimos principalmente para el Cabernet Sauvignon y Gualtallary para el Malbec. 

El Malbec proviene de dos pequeñas fincas de Tupungato Winelands en Gualtallary. La gran amplitud térmica, los suelos calcáreos y pedregosos, la altura de los viñedos, 1350 msnm y el calcio de sus suelos le aportan al poderío de la fruta, carácter, nervio y tensión. 

El Cabernet Sauvignon (3,9 has) el Cabernet Franc (4,2 has) y el Petit Verdot (0,9 has) provienen de nuestra finca, Mirador del Oeste, en la parte alta de Agrelo a 1050 msnm. Los suelos son aluvionales de textura y composición franco a franco arcillosa, son profundos y retienen un poco más la humedad. Estas características le otorgan a los vinos taninos redondos, dulces y buena estructura que manejamos con el punto de cosecha. En esta finca nuestro foco está puesto en el Cabernet Sauvignon. 

De la finca Los Arbolitos en Chacayes, Valle de Uco, traemos el Chardonnay. La altura (1200 msnm) y lo densamente pedregosa de la tierra son los dos factores que le otorgan una personalidad bien definida y desafiante. La amplitud térmica extrema que trabaja sobre la piel engrosándola y la piedra calcárea por dónde se frotan las raíces para alcanzar la humedad le dan al Chardonnay un carácter mineral y una vibrante acidez natural bien compensadas por la fruta.

Homo Félix es el resultado causal de la esencia que reúne terroir, aprendizaje y perseverancia. Es el producto de haber aceptado el reto que supone mantener esta alianza inspirada e inquebrantable.

Homo Félix es el resultado causal de la esencia que reúne terroir, aprendizaje y perseverancia. Es el producto de haber aceptado el reto que supone mantener esta alianza inspirada e inquebrantable.

Nuestros vinos

Descubrirlos cada año

Un Malbec de Guatallary, un Cabernet Sauvignon de Agrelo, un Chardonnay de Los Chacayes y nuestro histórico Gran Corte.

Buscamos que los vinos nos hablen de la zona y de la añada. Queremos reconocer en la fruta y los vinos esa relación íntima que tuvieron planta, suelo y clima desde la poda hasta la cosecha. En Homo Felix cada añada debe ser reconocible y memorable.

Los Homo Felix tintos, por crianza, son vinos Gran Reserva y reflejan la conjunción del trabajo en el viñedo, la selección y el punto de cosecha de la uva, así como el tipo de crianza y la estiba.

Nos enfocamos en lograr que los viñedos y su fruta aporten identidad, la crianza les dé complejidad y la estiba defina su elegancia. El amor y la experiencia por lo que hacemos completan el círculo virtuoso.

Equipo

Un gran equipo, es todo.

Amor y pasión por lo que hacemos. Amistad para disfrutarlo. Experiencia y compromiso para hacerlo bien. Sensibilidad y personalidad para hacerlo distinto. Y paciencia para que desarrolle todo su potencial. 

Patricio Eppinger (Alma Mater), Bernardo Bossi Bonilla (Enólogo), Marcelo Canatella (Agrónomo), María Eugenia del Barco (Marketing y Comercial), juntos vamos superando etapas que nos dejan experiencias inolvidables y vinos sublimes. 

Filosofía

Cuando el sueño de un hombre se ajusta a un proyecto posible, lo realiza feliz. Cuando ese sueño involucra pasión y relación necesaria con la naturaleza, el resultado lo transforma en un HOMO FELIX.

A veces el tiempo y la paciencia colaboran para transformarse en un aliado de vida. En el vino de alta calidad, esa alianza es parte inherente del resultado. 

La virtud es una cualidad potencialmente pasajera, lo que no es pasajero es lo que resulta de un trabajo virtuoso.

Contacto